Los síntomas de la histaminosis - Sin histamina
48
post-template-default,single,single-post,postid-48,single-format-standard,theme-bridge,bridge-core-1.0.6,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-23.6,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
Sintomas_sinhistamina

Los síntomas de la histaminosis

En la entrada anterior expliqué cómo descubrí la histaminosis. Si te sentiste identificadx con mi historia, seguramente querrás saber qué síntomas me hicieron atar cabos.

Pero primero quiero que entiendas bien qué es la histamina y la histaminosis:

¿Qué es la histamina?

La histamina es una molécula con muchas funciones en nuestro cuerpo, que también encontramos en todos los alimentos en mayor o menor medida, según sean ‘altos o bajos en histamina’.

Tiene tanto funciones hormonales como neurotransmisoras (de ahí que algunos de los principales síntomas sean las migrañas, los lapsus, los mareos, etc.). También regula la producción de ácido en el estómago (puede producir reflujos) y la contracción del intestino (digestiones pesadas), el sueño y el hambre (ansiedad o inapetencia).

Por otro lado, tiene un papel muy importante en las reacciones alérgicas, de ahí que se receten ‘antihistamínicos’ como método de alivio o control. Además, algunos síntomas de histaminosis son similares a una reacción alérgica: párpados inflamados, rinitis, urticaria, etc.

 

¿Qué es la histaminosis?

En primer lugar, es importante aclarar que la histaminosis alimentaria no alérgica en sí no es ‘la enfermedad’, sino el resultado de uno o varios desajustes en nuestro cuerpo, tanto genéticos como adquiridos (ej.: por exceso de medicamentos o patologías gastrointestinales).

La histaminosis es una acumulación de histamina en los tejidos de nuestro cuerpo por la incapacidad de degradarla −ya sea por déficit de DAO o por otros desajustes intestinales, hepáticos, etc.− y/o porque nuestro cuerpo genera un exceso de histamina −por bacterias aumentadas, virus, hongos, parásitos u otros−.

Asimismo, es un proceso ‘no alérgico’ porque no está implicada la inmunoglobulina E, presente en las alergias, aunque algunos síntomas sean similares.

 

¿Cuáles son los síntomas?

La histaminosis provoca muchísimos síntomas muy diversos, ya que la histamina se acumula en todos los tejidos del cuerpo. No tienes por qué tener todos los síntomas a la vez ni tenerlos todos. Algunos van por épocas, otros nunca aparecen, depende bastante de cada persona. En mi caso, los más destacados eran:

  • Diarreas / estreñimiento y dolor abdominal: eran más frecuentes al comer fuera o comidas con salsas, aunque fueran caseras. También si pasaba nervios o mucho calor. Principalmente, he tenido diarreas toda la vida, pero durante un par de años tuve un estreñimiento inexplicable. Esta alternación también suele ser típica, además de heces pastosas y, a veces, amarillas y/o flotantes.

  • Dermatitis atópica y petequias: tenía la piel muy sensible, muy seca en algunas zonas (como de serpiente), con picores y eccemas. Incluso se me agrietaba y sangraba la piel de las manos. Además, cuando hacía deporte o tenía mucho calor me salían petequias (puntos de sangre por capilares rotos) en brazos, piernas y frente, principalmente.

Petequias | Sin histamina
  • Ahogo y moqueo constante: notaba que no me entraba aire en los pulmones ni intentándolo conscientemente. Además, cada día tenía goteo nasal como cuando vas a la montaña y hace mucho frío, y mucosidad en la garganta.

  • Cistitis: nunca encontraba la explicación a mis cistitis recurrentes, que no desaparecían con los antibióticos típicos (ej. Monurol).

  • Acúfenos: tenía pitidos muy molestos en los oídos. Un piiii, como una frecuencia, aguda y continua.

  • Herpes y llagas: tenía herpes grandes y dolorosos constantemente en los labios (el de la foto es ‘normalito’). También me aparecían muy a menudo llagas dolorosas en la lengua o en la zona interior de los labios.

Herpes labial
Herpes labial | Sin histamina
  • Dolor lumbar y sacro: a pesar de ser deportista y reforzar la espalda, a menudo tenía un dolor lumbar insoportable y me dolía, como yo digo, ‘la cola’ o coxis.

  • Cansancio extremo y visión borrosa: hubo una época en que tenía que dormir siestas diarias y no tenía energía para nada, aunque durmiera muy bien y descansara todo el día. Además, veía como si tuviera una telilla en los ojos, notaba como piedrecillas y me picaban.

  • Párpados inflamados y mofletes rojos: me solía levantar con los párpados inflamados (también la nariz y la cara), y los mofletes se me ponían muy rojos haciendo deporte, comiendo o con cambios de temperatura. Por suerte, soy abstemia, pero a veces con solo brindar y mojar los labios ya me ardía la cara y me dolía la cabeza.

rosácea
Rosácea leve | Sin histamina
  • Cambios de humor repentinos y tristeza profunda: siempre he sido muy alegre, pero sin motivo aparente de repente me sentía enormemente triste, hundida, enfadada, irritable… Luego aprendí que la histamina inflama los neurotransmisores cerebrales.

  • Retención de líquidos: aun comiendo menos de lo necesario, muy sano y practicando muchísimo deporte (y sin tener ningún tipo de sobrepeso) mi cuerpo era una ‘garrafa de agua’. Lo que provocaba también una oscilación enorme de peso de un día a otro. El tacto de mis piernas, pechos y brazos era el de un globo lleno de agua.

  • Amenorrea: nunca tuve reglas largas ni dolorosas, pero después de unos meses de inestabilidad (con 18-19 años) el ginecólogo me recetó pastillas anticonceptivas. En aquel momento yo me fiaba 100% de los médicos, así que las tomé sin rechistar durante 8 años hasta que mi cuerpo empezó a rechazarlas claramente: spoting, retención de líquidos bestial, SPM… Dejé las pastillas en mayo de 2018 y, desde entonces, solo he tenido una regla, en enero de 2019.

  • Alopecia (lee más): este fue uno de los últimos síntomas y de los que peor he llevado. En 2014, trabajaba en Bruselas con un alto nivel de estrés y tuve una caída bastante fuerte de pelo, pero a mi vuelta a Barcelona en 2015 se paró. Lo peor llegó en el verano de 2018: no podía ducharme o pasarme la mano por el pelo porque era un drama, perdía mechones enteros y tuve que empezar a utilizar productos y vitaminas para frenar la brutal caída. Pasé de tener una melena gorda y fuerte a un pelo lacio, flojo y con zonas muy despobladas, así que decidí cambiar al pelo corto.

A modo de curiosidad, todas las mujeres cuando tenemos la regla sufrimos una disminución de DAO (tengamos o no déficit diagnosticado), la enzima encargada de degradar la histamina en el intestino. Por ello, en esos días tenemos más facilidad para ir al baño e incluso diarreas e inflamación abdominal. Los desajustes hormonales están también íntimamente ligados a problemas intestinales e histaminosis.

¿Has tenido o tienes algunos de estos síntomas? Seguramente, me habré dejado varios porque son tantos que no recuerdo todos 100%, pero puedes hacerte una idea de la desesperación por entender qué me pasaba.

14 Comments
  • Fátima
    Posted at 22:19h, 24 febrero Responder

    Yo casi todo… 🙄

    • Sin histamina
      Posted at 22:07h, 04 marzo Responder

      Vaya… Pues si no te lo has mirado todavía, te recomiendo que des el paso. Mi próximo post será sobre las pruebas que me he hecho y cómo lo estoy abordando todo. Espero que te ayude.

  • Patricia
    Posted at 13:29h, 27 febrero Responder

    Hola!!!tengo la mayoría de los síntomas que pones en tu web, llevo 3 semanas de baja porque estoy tan cansada y tengo tanto dolor abdominal que hay días que me muero.
    Fui varias veces por urgencias y no me dicen nada, a que médico y que pruebas te hicieron para poder diagnosticartelo??? Es que estoy desesperada porque no sé que hacer ni que comer

    • Sin histamina
      Posted at 22:10h, 04 marzo Responder

      ¡Hola, Patricia!
      Te entiendo, lo que peor llevaba era el cansancio, y el dolor abdominal y pesadez eran horribles.
      Es normal que los médicos no te digan nada… estuve 2 años en todas las especialidades de diferentes centros y nada. Una de las pruebas principales es el test DAO (con resultados en HDU/mL), pero la histaminosis es un síntoma de que algo no va bien en el cuerpo, así que hay muchos otros indicadores.
      Pronto haré un post con todas las pruebas que me he hecho hasta ahora. Espero que te ayude. A mí me lleva todo el equipo de Xevi Verdaguer. ¡Un abrazo!

  • María
    Posted at 12:47h, 17 agosto Responder

    Hola ,
    Yo llevo casi dos años dando vueltas en dermatólogos porque tengo dermatitis seborreica y rosácea y ahora estoy en un digestólogo porque tengo muchos problemas digestivos.
    Llevo un año con una caida de pelo que me asusta mucho por temporadas.
    Tengo varios de los síntomas que describes.
    Me gustaría saber si lograste controlar este problema. Un saludo

    • Sin histamina
      Posted at 12:00h, 18 agosto Responder

      Hola María,

      Los síntomas que comentas son muy normales, ya que indican posibles alteraciones intestinales que impiden tanto buenas digestiones como absorción de nutrientes y vitaminas, y eso también se refleja en la piel.

      Los signos dermatológicos y capilares son los que más nos asustan porque se visibilizan externamente, pero seguramente tienes muchos otros síntomas internos en los que no has caído.

      En mi cuenta de Instagram (https://www.instagram.com/sinhistamina/) se ve y explico la evolución que he ido teniendo tanto física como mental desde que descubrí el origen de mi histaminosis (en otro post de la web hablo de las pruebas que he fui haciendo) y cómo he ido evolucionando con la dieta y con el tratamiento.

      Desde enero estoy en manos del equipo de Xevi Verdaguer. Ellos han sabido pedirme las pruebas adecuadas y darme los tratamientos necesarios para ir avanzando, aunque aún me queda un largo camino. Como todo, esto no es de 0 a 100 y curados, sino que hay altibajos en el camino, ya que el cuerpo está en constante evolución por inputs tanto externos como internos.

      Si no has leído este post (http://sinhistamina.es/pruebas-origen-histaminosis) te lo recomiendo, ya que ahí explico muchas cosas que hay que analizar. Por ejemplo, la celiaquía (siguiendo todo el protocolo que indico en el post) sería una de las primeras cosas que debemos confirmar o descartar 100%.
      Eso sí, estas pruebas no puedes hacerlas sola, tienes que ir de la mano de un profesional (yo recomiendo PNI como digo en el post, ya que son los únicos que me han sabido ayudar) que entienda los resultados, tus circunstancias y lo adapte todo a ti.

      ¡Un abrazo!

  • María
    Posted at 21:27h, 22 agosto Responder

    Gracias por contestar. Me alegro de que vayas notando cambios. Sabes si el equipo de PNI atienden a distancia? Es que yo soy de Santiago, y en Galicia no sé si habrá alguna clínica de referencia especialista en histaminosis

    • Sin histamina
      Posted at 10:45h, 23 agosto Responder

      Sí 🙂
      Visitan tanto presencialmente como por Skype, ya que todos los tratamientos se basan en los resultados de las pruebas relacionados con tu sintomatología y particularidades. Puedes llamar a la clínica Arvila Magna 93 118 70 22 y allí te dirán quién del equipo está disponible para Skype. Yo estoy con Esther Perarnau.

      ¡Un abrazo!

  • isabel fernandez
    Posted at 07:33h, 25 agosto Responder

    sabes si Xevi Verdaguer el equipo tiene consulta online? en q consiste = q son nutricionistas=?

    • Sin histamina
      Posted at 22:12h, 01 septiembre Responder

      ¡Hola!
      Visitan tanto presencialmente como por Skype, ya que todos los tratamientos se basan en los resultados de las pruebas relacionados con tu sintomatología y particularidades. Puedes llamar a la clínica Arvila Magna 93 118 70 22 y allí te dirán quién del equipo está disponible para Skype. Yo estoy con Esther Perarnau.

      El equipo es multidisciplinar. Todos son psiconeuroinmunólogos (han hecho en máster en esta especialización que se basa en entender el cuerpo en su globalidad y tratarlo como un conjunto, por lo que no se mejora tocando una de las piezas solo, sino todas las que originan la sintomatología en conjunto). Además, también son nutricionistas, fisioterapeutas, psicólogos… Cada uno tiene su especialidad aparte de PNI.

  • Nina
    Posted at 01:04h, 11 agosto Responder

    Madre mía yo casi todo…de siempre he estado muy cansada, si no duermo 9-10 h diarias no soy persona, digestiones muy largas y pesadas, como niebla mental y la sensación esa de telilla en los ojos que comentas pero desde hace un mes me han aparecido nuevos síntomas como las petequias o taquicardias tras comer alimentos como el platano…pueden aparecer más síntomas tras estrés excesivo? me he hecho un análisis reciente en el que la homocisteína me sale bastante alta aunque todas las vitaminas salen muy bien, incluso la b6 por encima del rango, asi que ya sí que no entiendo nada…

    • Sin histamina
      Posted at 20:38h, 15 agosto Responder

      Pues… con todos esos síntomas, pinta a exceso de histamina claro. El tema es encontrar los desajustes de tu cuerpo que hacen que acumules y generes histamina. El estrés, además, puede aumentar estos desajustes y, por tanto, la acumulación de histamina y la sintomatología. La homocisteína alta suele indicar problemas de metilación del hígado. Para solucionarlo, regularlo y encontrar todo lo que falla, te recomiendo un buen PNIE. Si necesitas contactos, estoy en Instagram (@sinhistamina) o en sinhistamina@gmail.com. ¡Un abrazo!

  • Tania
    Posted at 09:10h, 13 octubre Responder

    Felicidades por el post! No sabia ni que existía, yo me encuentro fatal y del estómago es un drama…. Aparte tengo reflujo, ardores constantes que me llega hasta la garganta…. Puede dar también ardor y Reflujo? Me han mandado de todo! Omeprazol, pantoprazol,.. Todos los prazoles no me hacen nada! No se me quita con nada, tengo intolerancia a la fructosa, sorbitol….. Es horrible, me duele hasta la lengua, como si me subiera un fuego del estómago, me escuece la lengua….. Es insoportable y he ido a 1000pp médicos y me dicen que no hay solución 😥

    • Sin histamina
      Posted at 12:03h, 13 octubre Responder

      ¡Muchas gracias! 🙂 Para mí fue todo un descubrimiento que me hizo salir, a través de las pautas de mi PNIE, de tantos años encontrándome mal.
      Claro, es que el reflujo puede ser tanto por falta de ácido como por exceso y, justamente, lo que hace el omeprazol no es arreglar eso, sino empeorarlo.

      Por otro lado, las intolerancias se dan por problemas intestinales (no se generan las enzimas necesarias por inflamación, permeabilidad y otros). Lo de la lengua también me pasaba, e incluso se me inflamaba. Voy a actualizar el post con más síntomas que he ido recordando con el tiempo.

      Yo, sin duda, te recomiendo que te vea un buen PNIE, que entienda tu caso con pruebas y te dé el tratamiento y dieta adecuados. Te puedo dar un listado de contactos en mi Instagram (@sinhistamina = https://www.instagram.com/sinhistamina/) o en sinhistamina@gmail.com.

      ¡Un abrazo!

Post A Comment